Depresión: un trastorno que acaba con la vida de las personas

Depresión: un trastorno que acaba con la vida de las personas

Depresión: un trastorno que acaba con la vida de las personas

La depresión es un trastorno, una enfermedad, y quien lo padece no es solamente una persona que “está triste”. Esta enfermedad ha sido subestimada a lo largo de la historia y aun hoy, son muchas las personas que no entienden qué es o como afecta a quien la sufre.

La melancolía, la tristeza, la nostalgia, son sentimientos que todos sentimos en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, la prolongación de estos estados pueden ser signos de una depresión.

La depresión es una enfermedad que debe ser atendida, pues estas emociones ligadas a ellas pueden permanecer por mucho tiempo e interferir en el modo de vida de la persona que la sufre. Además, no solo quien la padece sufre, su entorno, familiares y amigos también se ven afectados por ella.

Exactamente ¿Qué es la depresión? Y ¿qué la genera?

Depresión: un trastorno que acaba con la vida de las personas

La depresión es una enfermedad que cobra muchas víctimas cada año. Son muchas las personas que terminan quitándose la vida debido a este trastorno que ocurre en nuestro cerebro. Existen varias causas de por qué aparece este trastorno en el ser humano.

Las causas pueden varias, ya sean un factor bioquímico o genético, como un ambiente psicológico insano. La depresión se manifiesta entre la adolescencia (14 años) y la adultez temprana (30 años). Y suele ser más frecuente en las mujeres.

El origen bioquímico de la depresión, se da por los niveles altos de la hormona llamada cortisol. También puede aparecer por el desequilibrio agentes que actúan en el cerebro, como los neurotransmisores serotonina, dopamina y noradrenalina. El desequilibro de estos últimos se elevan por factores hereditarios.

Otra causa de la depresión puede ser un factor psicológico. Muchas personas caen en depresión al pasar por un momento en sus vidas que les causó mucho impacto. Por ejemplo, perder un trabajo o la muerte de un familiar cercano.

El entorno también puede causar daños emocionales y psicológicos, lo que desemboca en una depresión segura. Si un niño crece en una familia disfuncional, donde el amor y el cuidado no son prioridad, es muy probable que ese niño desarrolle la enfermedad.

Los factores del entorno y los psicológicos, pueden causar cambios químicos en el cuerpo que alimenten la depresión. Sin embargo los psiquiatras y psicólogos aseguran que la depresión puede aparecer en cualquier momento sin ningún motivo.

Tipos de depresión

Existen diferente tipos de depresión, sus causas son distintas y las maneras de abordar la enfermedad en cada una también difieren

Distimia o depresión leve

Este tipo de depresión se considera leve ya que no evita que la persona suspenda sus actividades a pesar de padecerla. Los síntomas de esta pueden aparecer de vez en cuanto,  es decir, no es constante.

Depresión mayor

La depresión mayor es mucho más grave que la anterior, esto se debe a que esta si interrumpe las actividades cotidianas de las personas. Cosas tan simples como dormir y comer no desean hacerlas. Trabajar o realizar actividades de placer la no sienten deseos de realizarlas. Aunque con terapia psicológica y antidepresivos puede tratarse, es probable que vuelva aparecer en la vida de la persona que ya la sufrió.

Desorden bipolar

Este tipo de depresión surge cuando hay la prevalencia de una patología maniaco-depresiva. La persona que la sufre realiza cambios de humor drásticos de un momento a otro. Mientras que una persona normal pasa de estar feliz a triste gradualmente, una persona con desorden bipolar puede pasar de un estado de ánimo “alto” a otro muy “bajo”.

Y en los estados de ánimos bajos, la persona experimenta todos los síntomas de una persona con depresión.

Depresión post parto

Un cuarto de las mujeres que dan a luz sufren este tipo de depresión. Las mujeres sufren de ansiedad o tristeza luego de dar a luz, y las razones por la que esto sucede aún son un misterio para la ciencia. Sin embargo, los médicos apuntan al desajuste hormonal que sufren las mujeres cuando están embarazas y después del parto.

Durante el embarazo los niveles de endorfinas aumentan y tras dar a luz el sistema endocrino al regularizar las hormonas y estos niveles, la mujer experimenta varios síntomas depresivos como ansiedad, tristeza, insomnio, irritabilidad.

Se sabe que las personas que han sufrido algún tipo de depresión durante su vida, son propensas a sufrirla de nuevo. Es por ello que la depresión post parto y la distimia pueden volver a aparecer en la vida de las personas.

Diagnóstico

Esta enfermedad como cualquier otra no distingue estatus económico o razas, puede afectar a cualquier persona, de cualquier edad y en cualquier momento.

Es importante un examen psicológico para dar cuenta de si la persona sufre realmente depresión. La indagación en la vida de la persona es fundamental para dar un diagnóstico. El profesional sabrá hacer las preguntas necesarias y ver la mente del paciente. Pues pensamientos de suicidio y muerte rondan a las personas que padecen esta enfermedad.

Usualmente antes de dar el diagnostico el profesional deberá recibir al paciente durante al menos un mes. Allí podrá notar los cambios de ánimos o desinterés en las actividades diarias de la persona, si sufre depresión.

Cómo combatir la depresión

Depresión: un trastorno que acaba con la vida de las personas

El tratamiento para cambiar la depresión dependerá en gran medida de la causa. Es decir, si fuese por un factor psicológico lo mejor será una psicoterapia. Si se trata más bien de un factor bioquímico, probablemente los fármacos sean la solución.

A continuación te explicamos un poco acerca de los tratamientos para combatir la depresión.

Psicoterapia

Es una terapia donde un psicólogo se encargar de indagar en los pensamientos de la persona con depresión. Tratar de dar con un motivo de porqué la sufre y proponer diferentes ejercicios para ir combatiéndola poco a poco.

Dentro de las terapias puede darse la individual o la familiar según el caso que lo requiera. La terapia ayuda a las personas a manejar y entender mejor sus sentimientos, lo que sin duda puede ser dar el primer paso para vencer la depresión.

Tratamiento farmacológico

Los antidepresivos se usan para regular el desequilibrio del aumento de niveles de sustancias del cerebro. La serotonina por ejemplo es un químico que controla las emociones, por el que el antidepresivo aumenta sus niveles para controlar el desajuste de otras sustancias.

Los médicos apuntan según el tipo de depresión que sufra, que cualquier tratamiento con antidepresivos debe ir acompañado a la terapia psicológica. Pues estos fármacos pueden causar dependencia a largo plazo, ya que solo disminuyen los síntomas y no atacan la esencia del problema.

La depresión es una enfermedad que no solo afecta a la persona que la padece, pues su entorno familiar muchas veces se ve afectada porque no encuentra la manera de ayudarle. Es por ello que se recomienda a toda la familia asistir a terapia ara que junto aprenden por qué sucede la depresión y cómo combatirla.

Lee también: Sueño Polifásico: ¿bueno o malo para tu salud?

¡ Te puede interesar !

Primeros Auxilios: quemaduras

Primeros Auxilios: quemaduras

Primeros Auxilios: quemaduras Las quemaduras son lesiones que recibimos en los tejidos de nuestro cuerpo. …

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.