La quinua: son tantos sus nombres como sus múltiples beneficios

La quinua: son tantos sus nombres como sus múltiples beneficios

La quinua: son tantos sus nombres como sus múltiples beneficios

La quinoa, también conocida como quinua, quínoa o kinua (Chenopodium quinoa), es una planta milenaria que ha sido cultivada por muchos siglos por los pueblos indígenas del territorio de los Andes, especialmente por el pueblo Inca.

Al mismo tiempo, este grano posee propiedades muy atractivas, que pueden combatir la desnutrición, además, es un alimento rico en fibra para quienes poseen trastornos del colon.

Actualmente, la quinua es de gran interés para quienes antes no conocían este alimento, debido a sus múltiples beneficios y valores nutritivos. Y no solo eso, sino que también se ha convertido en un ingrediente ideal para acompañar otros alimentos, como ensaladas.

¿Cuál es el origen de la quinua y cuáles son sus propiedades alimenticias?

La quinua es una planta clasificada como un pseudocereal, el cual es libre de gluten, lo que no convierte en una alternativa para quienes aman comer cereales pero sin almidón.

Como mencionamos en líneas anteriores, la quinua es una planta que ha sido parte de la agricultura de los pueblos indígenas. En el Perú, su cultivo perteneció a los Incas, quienes la tuvieron como uno de sus principales alimentos.

De la quinua existen dos tipos que se distinguen por su color: uno rojizo, y otro de un color crema. Cuando estos granos son cocinados, liberan unas pequeñas colas mientras están en proceso de cocción.

Aunque fue base en la alimentación del pueblo Inca, actualmente sigue siendo cultivada como herencia de estos pueblos milenarios.

Y es que hoy en día es un alimento muy apetecido por los Europeos, quienes al descubrirla, la consideraron como una gran alternativa a otros cereales como el arroz y el cuscús.

Posteriormente, la ONU la reconoce como un alimento de alto contenido nutricional, y declara el año 2013 como “el año internacional de la quinua”. Y es que nadie quita la razón, de que la quinua es un alimento que contiene el doble de las proteínas de la cebada.

Entre sus principales nutrientes, tenemos que estos granos contienen una buena dosis de calcio, manganeso y magnesio, además de vitaminas importantes como la vitamina B, vitamina E y un gran nivel de fibra.

Los veganos pueden verse beneficiados por este cereal, ya que contiene altos niveles de proteínas, por lo que ya no tendrán que pensar mucho con respecto a su consumo de proteínas y sus opciones, pues la quinua es su mejor alternativa.

¿Cómo preparar la quinua?

Así, al igual que el trigo sarraceno, la quinua contiene aminoácidos, pues en ella están incluidos los nueve aminoácidos más importantes, en consecuencia, es un alimento muy completo como fuente proteínica.

La lista de propiedades nutritivas sigue alargándose, y es que además, este cereal contiene propiedades antinflamatorias, lo que la hace ideal para combatir algunas enfermedades en sus tratamientos.

Nuestro corazón también se verá beneficiado, pues la quinua contiene ácidos grasos de Omega 3, y además, no presenta tantas dosis de grasas saturadas como otros alimentos de la misma familia.

La quinua es también una fuente de fibra, por lo que tu colon podrá funcionar con más movilidad en sus procesos. Para los celiacos, la quinua es una reina entre sus principales alimentos para contratacar esta enfermedad.

¿Cómo preparar la quinua?

Primero que nada, te recomendamos comenzar tu día con este alimento, quizás no tengas tiempo para cocinarla, pero gracias a su versatilidad, puedes añadirla a tus platos principales o servirla como el cereal del desayuno.

Al cocinarla, la quinua puede tener un sabor amargo. Lo que debes hacer para evitar este sabor, es lavar las semillas antes de ponerlas al fuego. Para lavarlas solo necesitas de un colador y ponerlas bajo el grifo para que se deshagan de la placa que las cubre, llamada saponinas.

Para cocinarla, necesitas unas 5 cucharadas de azúcar las cuales debes poner a fuego lento, hasta que se forme el caramelo, luego agrega agua, unas ramitas de canela y clavo de olor. Deja cocinar por unos 20 minutos.

Luego, retira las ramitas de canela y el clavo de olor. Agrega la quinua, y deja cocinando la mezcla por unos 30 minutos más hasta que este espesa. Y listo, a disfrutar de una rica bebida. ¡Salud!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.