La responsabilidad de cuidar a un perro

La responsabilidad de cuidar a un perro

Los animales pueden convertirse en la compañía ideal de muchas personas, y en particular el perro, que es conocido por ser el mejor amigo del hombre.

Por su naturaleza social y gentil, los perros se vuelven parte de nuestra familia en poco tiempo. Los queremos, cuidamos y adoramos como a un familiar más. Sin embargo, sea por la razón que sea que quieras ingresar a tu familia a un peludito amigo, tienes que saber que esto conlleva una gran responsabilidad.

La responsabilidad de tener una mascota radica en que su existencia dependerá enteramente de nosotros. Es decir, los cuidados y cariño que les demos serán la base de su vida.

Si bien tener un perro de mascota es un acontecimiento feliz, debes saber también que es un trabajo de cuidado diario.

Cuidando a tu nuevo amigo

La mayoría de los perros tienen una esperanza de vida entre 12 y 15 años. Durante ese tiempo compartirás con él muchas vivencias. Pero también deberás brindarle los cuidados y atenciones necesarias para que su estadía contigo sea la mejor.

La alimentación

Alimentar a tu mascota es un cuidado básico. Sin embargo, dependerá de la raza del perro, la cantidad de alimento que le darás. Incluso las veces al día que será alimentado dependerá de su tamaño.

Si tienes un perro de gran tamaño es posible que su alimentación sea mucha más que la de un perro pequeño. Pero no por las veces que lo alimentes sino por la cantidad. Usualmente los veterinarios recomiendan que después del año un perro de raza grande sea alimentado una vez al día. Pero con la cantidad de comida necesaria para saciar su hambre.

En cambio los perros de raza pequeña pueden comer pequeñas porciones de comida varias veces al día. El alimento de los perros debe ser especializado, es decir, el alimento seco que venden con los nutrientes que él necesita.

Hay alimentos humanos que los perros pueden consumir, pero muchos otros no. La comida humana puede causar graves daños en la salud del animal. Es por eso que debes informarte de qué alimentos humanos puede consumir tu perro.

Puedes darla a tu perro estos alimentos humanos: pollo cocido, zanahoria, huevos cocidos, manzanas, brócoli cocido y zapallo cocido.

Entre los alimentos que no debes darles están: el chocolate, el café, alcohol, sal, azúcar, cebolla, palta, productos lácteos y huesos filosos.

La responsabilidad de cuidar a un perro

Actividad física

El ejercicio es muy importante para la salud de tu perro. No solo lo mantendrás en forma, sino que el gasto energético que realice durante su actividad física lo dejará cansado y no tendrá que gastar esa energía en otras actividades, como morder tus cosas o correr dentro de la casa.

Hay que tener en cuenta que tener un perro de mascota requiere tiempo y cuidados. No se trata de solo alimentar y bañar al animal. Tienes que sacarlo a que hagas sus necesidades y también a realizar sus ejercicios diarios.

El ejercicio físico mantendrá su corazón y músculos sanos. No permitirá que sufra de sobre peso y además mejorará en gran medida su comportamiento dentro de la casa.

La responsabilidad de cuidar a un perro

Salud y cuidados veterinarios

La higiene del animal forma parte importante de los cuidados del perro. Pues estos no pueden limpiarse de manera correcta por sí mismos. Más allá de una “cuestión de olor”, mantener a tu perro limpio es mantenerlo sano.

Cepillar su pelo y bañarlo las veces necesarias para su cuidado, lo mantendrán alejado de las enfermedades de la piel. También, hay insectos que sobreviven en la piel del animal, causando enfermedades al perro y a los humanos.

Las garrapatas y pulgas suelen preferir la sangre del perro como alimento. Es por eso que debes cuidarlo bañándolo y limpiándolo con productos que lo protejan de estos insectos. El cepillado diario no solo mantendrá su pelaje suave y brillante, también evitara la formación de nudos y llagas.

Al igual que los humanos los perros necesitan ser vacunados. Pues estos contraer enfermedades que no solo son peligrosas para ellos, también lo son para los humanos. Es por eso que las vacunas y evaluación veterinaria forman parte integral de los cuidados de tu mascota.

El vacunado y desparasitado debe ser efectuado por un profesional, eso garantizará la salud de tu perro. Además, contar con un veterinario de confianza es lo mejor para cuando tu amigo se enferme o lastime.

La responsabilidad de cuidar a un perro

Responsabilidades como dueños

La calidad de vida de nuestro perro puede aumentar o disminuir según el cuidado que le demos. Pero dentro de las responsabilidades que tenemos como dueños del perro no solo entran los cuidados.

La educación del perro también forma parte de la responsabilidad  que tenemos como dueños del animal. Antes de educar a nuestro perro debemos conocer las características del mismo. Tenemos que saber si su naturaleza es enérgica o perezosa, conocer los límites de qué cosa puede aprender y qué cosas no.

Jamás debemos castigar a nuestro perro con maltrato físico. Recuerda que los perros no conocen de “maldad”. Y aunque pueda causarte algún daño material, no debes responder a ello con maltrato físico hacia él. Cuidar y querer a tu mascota te ayudará a entender, respetar y cuidar a otros animales.

La ley ampara los derechos de los animales. Si no eres capaz de cumplir con tus responsabilidades, es mejor que no tengas una mascota. Pero si la adquieres y no cumples con las responsabilidades que ello conlleva, puedes sufrir sanciones, que irán desde el decomiso del animal hasta multas monetarias.

La responsabilidad de cuidar a un perro

El ambiente y las heces caninas

Los espacios públicos donde sacamos a nuestro perro  a caminar y realizar sus necesidades, forman parte de la vida en sociedad de las personas. Es un deber nuestro mantener limpio estos espacios.

Si sacamos a caminar a nuestro perro y él realiza sus necesidades afuera, es nuestro deber recogerlas y depositarlas en la basura. Más allá de un problema de higiene, que huele mal o se ve feo. Es un problema de contaminación ambiental.

Las heces de los perros contienen bacterias que pueden ser peligrosas tanto para otros perros como para las personas. La materia fecal puede llegar a estanques de agua, playa o lagos y contaminarlos.

Además, las heces del animal en la vía pública le dan un aspecto descuidado y poca higiene a la ciudad. Pisar las heces puede también causarnos caídas peligrosas, porque puedes resbalarte con ellas.

Los perros no pueden recoger sus heces por sí mismos. Es nuestro deber que cuando paseamos a nuestro perro, recoger sus desechos. Con esto estaremos cuidado nuestros espacios públicos y librando el ambiente de otro factor de contaminación.

La responsabilidad de cuidar a un perro

Los perros son buenos compañeros para las personas, pero las personas deben también ser buenos compañeros de los perros. Es por eso que dentro del cuidado del animal, debes también proporcionarle todo el amor que se merece.

Lee también: ¿Cómo incentivar a los niños a cuidar del medio ambiente?

¡ Te puede interesar !

Es muy sencillo: 12 consejos para cuidar y proteger el medio ambiente

Es muy sencillo: 12 consejos para cuidar y proteger el medio ambiente

Es muy sencillo: 12 consejos para cuidar y proteger el medio ambiente Resulta imposible imaginar …

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.