¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

¿Estás sin chamba? ¡Tranquilo! Hoy te traemos 5 consejos para que aprendas a invertir tu liquidación.

Cuando nos quedamos sin chamba o trabajo, muchas veces quedamos desorientados porque no tenemos claro qué podemos hacer.

Al quedarnos sin empleo no sabemos cómo actuar ante esa situación, y es que muchas veces cuando nos despiden no tenemos idea de porqué el empleador toma esa decisión. Es una situación difícil sin duda, pero tiene salida.

Al terminar un contrato laboral usualmente suele darse una compensación económica por funciones realizadas durante un tiempo determinado. A esta compensación se le conoce como liquidación.

Ya sabemos que estamos sin trabajo, pero ¿qué debemos hacer ahora?

¡No te preocupes! Te daremos unos consejos de cómo invertir tu liquidación para aumentar tus ahorros.

5 consejos de cómo ahorrar e invertir tu liquidación

1.      Lo primero que debemos hacer al conocer de nuestro despido es mantener la calma

El fin de un contrato laboral no implica el fin del mundo, es algo por lo que todos pasamos a diario en  la vida. Debemos tomarlo como un cambio de ingresos, más que como una noticia fatal.

Siempre la actitud positiva nos llevará lejos.

Recordemos que el propósito de la liquidación es cubrir nuestros gastos el tiempo que pueda tomarnos conseguir un nuevo ingreso.

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

2.      No corras a pagar deudas con tu liquidación

Si bien puede que tengamos muchas deudas que pagar y lo primero que queremos hacer al recibir nuestro pago es salir de ellas, no lo hagas.

Debemos usar nuestra liquidación para su propósito primario: ayudarnos a cambiar de ciclo de generación de ingresos.

Lo mejor es mantener el dinero en líquido, es decir, a la mano. Así podrás cubrir tus gastos diarios de diligencias o papeleos mientras consigues un nuevo empleo o comienzas tu propio negocio.

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

3.      Ahorra al menos el 25% de tu liquidación

Aunque tenemos gastos o queremos emprender un nuevo proyecto, lo mejor es pensar a futuro.

Ahorrando al menos un 25% de tu liquidación, estás asegurando tus gastos del futuro.

Recuerda que comenzar de cero no es fácil, por lo que al tener ahorrado parte de tu dinero, estarás garantizando consumos básicos mientras llegan los nuevos ingresos y ahorros.

Ahorrar es la forma más inteligente de invertir en tu futuro.

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

4.      ¡Invierte en un emprendimiento!

Sin lugar a dudas una gran idea para ahorrar tu dinero es invirtiéndolo. Y más si lo haces en un emprendimiento que te dará ganancias netas del fruto de tu esfuerzo.

Mientras consigues una nueva fuente de ingresos, puedes emprender un proyecto como fuente alternativa de entradas.

Es importante tener en cuenta que a la hora de montar un negocio hay que tener claro qué tipo de emprendimiento se llevará a cabo. Todo emprendimiento conlleva un riesgo: el fracaso. Por eso es importante conocer el mercado, manejar bien las cuentas y el conocimiento necesario para llegar al éxito.

Es por eso que nuestro consejo anterior sigue en pie más que nunca si decides emprender.

Ya que cabe la posibilidad de que tu emprendimiento no surja o que lo haga de manera lenta. Pero con tus ahorros podrás mantenerte mientras tu negocio termina de arrancar.

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

5.      Sé responsable y consecuente con las decisiones que tomas

Si vas a ahorra e invertir tu liquidación para tener una fuente de ingresos propia o alternativa, tienes que ser muy responsable y estricto con los gastos.

No gastes más de lo necesario e investiga varios mecanismos que puedan ofrecer los bancos para financiarte un crédito.

Se puntual con los pagos y no acumules deudas de créditos, recuerda que al comienzo el negocio es muy vulnerable al fracaso y dependerá de ti y tus hábitos de ahorro su triunfo.

Una vez que tengas estabilidad en tu nueva fuente de ingresos, es cuando podrás utilizar el remanente de tu liquidación para pagar deudas o hacer gastos recreativos.

¿Te quedaste sin chamba? Te contamos cómo invertir tu liquidación

Quizás te interese leer: Top 10: los mejores sitios web para conseguir trabajo desde casa.

¡ Te puede interesar !

Francisco Quispe, la historia detrás de Maquiparts

Francisco Quispe, la historia detrás de Maquiparts

Francisco Quispe, la historia detrás de Maquiparts La vida en la provincia no es fácil …

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.